Estadísticas del entrenamiento (parte 2)

Tal y como prometí comparto las Estadísticas del entrenamiento (lo que han tardado mis dos gatas en acostumbrarse a usar los comederos SureFeed Microchip Pet Feeder)

En esta entrada podéis leer con detalle en que consiste el entrenamiento para empezar a usar el comedero.

En esta ocasión os traigo la segunda parte del entrenamiento (podéis leer la primera aquí)

Finalmente el sábado 20 por la tarde comencé la fase 3 del comedero tras una fase 2 en la que Gala no tuvo ningún problema y Daenys tuvo algo de miedo al principio pero se acabó acostumbrando al ruido y ya lo veía normal. Veamos que tal se da esa fase 3.

Fase 3

Fecha de inicio: 20-02-2016 16:00
Fecha de fin: 21-02-2016 16:00
Tiempo total: 24 horas

En esta fase para las gatas no hubo ninguna diferencia a pesar de que ahora el comedero se cerraba hasta 1/4 de la posición aproximadamente por lo que tras 24 horas en las que comían sin problemas decidí aumentar a la fase 4.

Fase 4

Fecha de inicio: 21-02-2016 16:00
Fecha de fin: 27-02-2016 12:00
Tiempo total: Algo menos de 6 días

Ahora el comedero se cierra aproximadamente hasta un poco más de la mitad. Gala roba la comida en esta fase metiendo la pata y sacando fuera la comida así que hasta que no terminen el entrenamiento sigue sin haber protección para la comida de la pobre Daenys.

En esta fase de nuevo he tenido problemas con Daenys que únicamente se acerca voluntariamente a comer si lo que hay en el comedero es comida húmeda que la vuelve enajenada mental y solo piensa en comerla. Cuando le pongo comida seca tengo que dejarle el plato fuera del comedero para que se acostumbrara al ruido como me vi obligado a hacer en la fase 2.

Tras 2 días y medio Daenys ya volvió a comer sin problemas al lado del comedero y lo ve abrirse y cerrarse sin problemas, toca hacer que vuelva a comer dentro y una vez que vuelva a comer dentro pasar a Gala al funcionamiento normal para que Daenys se acostumbre a escuchar el movimiento completo en el comedero de Gala antes de verlo en el suyo.

Y al tercer día Daenys volvió a comer dentro del comedero y es más, iba a buscar su comida sola (desde que tengo los comederos en fase 2+ Daenys siempre ha querido que esté yo cerca para comer).

Al final tras 6 días en la última fase de entrenamiento el sábado 27 decidí que ya era hora de cerrar por completo esos comederos y la verdad es que todo fue muy bien pues el comedero solo se mueve un poco más y solo hace un poco más de ruido con respecto a la fase 4.

Desde el sábado comen con los comederos en modo normal y hoy lunes les he dejado la comida proporcional para que aguanten sin mi hasta que llegue del trabajo… Veremos como se lo toman porque Daenys si sabe más o menos racionarse la comida pero Gala como del plato mientras haya así que ahora le toca aprender a racionarse.

Imagino que estos primeros días Gala los va a pasar mal y tratará de robar comida de Daenys… espero que sin éxito y sin romper el comedero. Hoy voy a dejar configurada (espero porque me habla en chino y no sé si hago bien los pasos o no…)  la cámara IP que pillé de Xiaomi para controlar el comportamiento de las dos dentro de la cocina (y si va todo bien no descarto pillar tres más para controlarlas en salón y habitaciones que así lo mismo saco vídeos molones para youtube :P)

Creo que las estadísticas de entrenamiento no están del todo mal (dentro de más o menos el tiempo recomendado en el propio manual) aunque a Daenys le ha costado bastante más que a Gala acostumbrarse (en realidad Gala solo tuvo problemas al principio de la fase 2 y por las otras fases ha pasado sin problemas). Lo que recomiendo a cualquier persona que tenga pensado lo de adquirir estos comederos es que tengan paciencia y mantengan cada fase todo el tiempo que requiera cada gato, no aceleréis ninguna fase (como hice yo con la 3) por mucho que parezca que están adaptados. Como mínimo darles 2 o 3 días por fase.

Al final de la semana haré una pequeña actualización de como llevan el racionamiento Gala y Daenys.

Estadísticas del entrenamiento (parte 1)

Tal y como prometí comparto las Estadísticas del entrenamiento (lo que han tardado mis dos gatas en acostumbrarse a usar los comederos SureFeed Microchip Pet Feeder)

En esta entrada podéis leer con detalle en que consiste el entrenamiento para empezar a usar el comedero.

Fase 1

El comedero se mantiene en esta posición permanentemente en la fase de entrenamiento 1

Fecha de inicio: Viernes 12-02-2016 – 17:00
Fecha de fin: Lunes 15-02-2016 14:50
Tiempo total: 3 días (un poco menos)
En esta fase no demostraron ninguna clase de temor al cacharro puesto que no se mueve (aunque lo han escuchado moverse una vez durante la sincronización de cada una con su comedero). Gala demostró reticencias a meterse debajo del arco durante la tarde del viernes mientras que Daenys ese día no tuvo problema pero si que mostró ciertas reticencias durante la mañana del sábado. El resto del sábado, el domingo y hasta que el lunes activé la fase 2 no hubo problemas por parte de ninguna de las dos para comer.

La verdad es que creo que el domingo ya podría haber pasado a la fase 2 pero preferí asegurarme que estuvieran 100% cómodas comiendo en los comederos.

Fase 2

Tendréis que subir un poco el volumen para escuchar el ruido del comedero casi al final del vídeo

Fecha de inicio: Lunes 15-02-2016 14:50
Tiempo actual en esta fase: 3 días
En esta fase el movimiento de la puerta es muy leve pero ambas se sobresaltaban al principio de escucharlo. A Gala le daba igual nada más empezar la fase aunque se llevara la sorpresa del ruido, Daenys aunque tampoco se asustaba demasiado (sorpresa más bien) y comió un poco dentro del comedero por la tarde ya no quería meterse debajo del comedero porque se da cuenta de que es eso lo que hace el ruido.

Por tanto, decidí que Daenys comiera al lado de su comedero en el propio cuenco pero fuera del arco de forma que ella no active ahora mismo el ruido de su comedero y que se fuera acostumbrando al ruido de escuchar el de Gala.

En el día 2 de esta fase he conseguido que Daenys vuelva a comer justo al lado de su comedero y que ya no salga huyendo (solo mira de reojo) cuando escucha el ruido del comedero de Gala.

En el día 3 Daenys casi come dentro del comedero pero se lo ha pensado mejor y al final no ha querido comer dentro aunque ya el ruido del comedero de Gala no le afecta. Gala sigue perfectamente comiendo en su comedero.

Finalmente el día 3 por la tarde Daenys ha comenzado a comer dentro del comedero aunque haga el pequeño ruido.

El día 4 por la mañana ya ha comido 4 veces, acercándose despacio pero acaba comiendo sin sobresaltarse ni alejarse del comedero.

Dejaré a Daenys en esta fase unos 3-4 días más hasta completar una semana y aumentaré a la fase 3 primero a Gala en el día 5 o 6 para que Daenys escuche y se acostumbre al nuevo ruido en el otro comedero antes de ponérselo en el suyo.

Como ya comenté alguna vez se ha cumplido mi temor, que Daenys tendría cierto miedo al comedero pero bueno con paciencia y dejando que vaya a su ritmo conseguiré que acabe usándolo completamente y ya no me tenga que preocupar más de que Gala se coma toda la comida.

Cambiando la pila a los Hexbug

Como ya sabéis compré un par de bichos robots llamados hexbug a mis gatitas hace algo más de un mes. Pues bien, tras eses mes y poco ya se le ha gastado la pila completamente a uno y casi por completo al otro así que ha llegado el momento de cambiarle la pila.

Lo cierto es que son pilas no muy caras (salen a 1 euro las de duracell) pero es una putada que hayan durado tan poco pero imagino que será porque las pilas que traía eran marca mala y espero que las duracell aguanten mucho más.

Este es el modelo de pila: LR44

pilas lr44

Para llevar a cabo el cambio de pila necesité tirar de este magnífico juego de destornilladores que compré hace tanto tiempo y que se vende como para relojeros pero que yo he usado para mil cosas menos para abrir un reloj.

Aquí podéis ver en detalle el tornillo que hay que aflojar para acceder a la pila, es imposible equivocarse ya que no hay otro.

Detalle hexbug

Y aquí el Hexbug ya abierto. Simplemente cambiamos la pila asegurando de poner los polos correctamente y cerramos para que nuestras mascotas puedan volver a disfrutar de su juguete.

Hexbug abierto

A pesar de la poca durabilidad de la pila que venía puesta de casa sigo pensando que es un gran juguete para gatos ya que por fuera sigue igual que el primer día a pesar de las palizas que le mete Gala y los lanzamientos que hace Daenys (ya que a Daenys no le gustan demasiado y simplemente los muerde de la cola y con un giro de cabeza los tira lejos)

Hexbug: juguete para gatos

Hace un par de semanas fui a la tienda Juguetronica en Madrid (cerca del metro San Bernardo en Alberto Aguilera 1). El motivo de la visita fue para asistir al museo del robot (del que hablaré otro día) pero como había que estar media hora antes para canjear las invitaciones que gané en un sorteo pues ya aprovechamos para dar una vuelta por la tienda.

Primero diré que cuanto tenga un presupuesto más holgado para cosas que no necesito pienso volver aquí a pillar algunas cosas más, porque si algo pillé y fue el Hexbug para gatos que da título a esta entrada. Pillé dos pues son a 5 euros la unidad y tengo dos gatas así que uno no me valía porque pensé que ambas querrían jugar… como descubrí en casa Daenys pasa bastante del bicho pero a Gala le fascina y está jugando con él hasta que yo decido guardarlo.

Usa pila de reloj que según me dijeron dura muchísimo y puede ser fácilmente reemplazada usando un destornillador de relojero (o muy pequeño pero los de relojero que tengo yo valen) para acceder al compartimento de la pila y cambiarla.

El producto es de plástico duro y blando en algunas partes con una cuerda que sostiene un mini plumero, esa cuerda es la única parte débil de la estructura y seguro que de vez en cuando tendré que reemplazar la cuerda porque las gatas acabarán rompiéndola, Daenys como he dicho pasa del bicho pero cuando se le acerca lo engancha de la cola y lo zarandea.

Lo más impresionante del microbot este es que gracias a sus patitas y fuere vibración es capaz de darse la vuelta cuando las gatas lo tiran y de salir de prácticamente de cualquier rincón donde se meta, únicamente de detrás de un mueble (donde no tenía hueco para girarse) tuve que rescatarlo.

Para que veáis que el juguete le gusta mucho a Gala (y poco a Daenys) os dejo este vídeo: