Cerveza Artesanal La Rondeña @CervezaRonda

La cerveza artesanal de Ronda, La Rondeña, es una cerveza que tenía bastante curiosidad en probar dado que había leído opiniones encontradas sobre ella. Y teniendo dos compañeros de Ronda demasiado me ha costado conseguir que me traigan una… por suerte, como veréis tras el salto no fue solo un tercio. 

IMG_20151014_112118

La caja donde vienen las cervezas es genial y me encanta que las cervezas artesanales se molesten en hacer este tipo de presentaciones.

Este análisis se me va a quedar cojo porque no hice una foto de la cerveza en la copa pero es que se me olvidó por completo (primero hice las fotos que veis y fue más adelante cuando las degusté.

La cerveza está elaborada con tres tipos de malta (natural, tostada y caramelizada), lúpulo en flor y levadura. Es sometida a doble fermentación, la segunda ya en la botella (creo que la doble fermentación debería ser lo mínimo exigible a toda cerveza :P). La cerveza es 100% natural si ninguna clase de aditivos.

Aunque en el futuro tendrá rubia, negra y roja (y las traeré por el blog), ahora mismo la que comercializan y probé es una tostada.

El aroma entra muy bien y te hace querer beber inmediatamente y el sabor es intenso pero sin llegar a ser fuerte ni desagradable, es más diría que tira más hacia el dulzor pero sin llegar a ser dulce (no sé si me entenderéis). Sin lugar a duda la recomiendo tanto para bebedores habituales de cerveza como para aquellos que solo suelen tomar rubias suaves.

IMG_20151014_205401

Un detalle es que a diferencia de otras artesanales en el futuro no van a tener el tapón negro genérico si no que llevarán un bonito tapón homenaje a Ronda que tuvieron a bien regalarle a Jorge cuando me compró la caja y que ahora está en mi colección.

Por otro lado, ahora se han llevado la fábrica a la propia Ronda así que habrá que hacer una segunda degustación por si ha variado el sabor al cambiar el sitio de fabricación.

Cerveza Belga Delirium red

No sé cuantas veces habré disfrutado de la delirium tremens (y una sola vez la Nocturnum) pero no sabía que tenían una variedad roja afrutada, y de hecho he visto que también sacan una especial navidad que intentaré conseguir las próximas navidades.

Esta cerveza se vino a casa junto a una cerveza rusa de la que ya he hablado antes (la número 9 fue la que me traje) y la cerveza isleña de la que os hablé también el otro día.

IMG_20150808_152300

La cerveza belga delirium red cumple sobradamente con las expectativas que llevaba yo para probarla, la delirium tremens es muy querida para mi y sabía que sus fabricantes no me defraudarían.

La malta elegida le da ese precioso tono rojizo con espuma compacta y tono rosado. El olor me recuerda al de las cerezas y una vez en boca tiene un sabor agridulce que me pareció delicioso.

La usé para terminar de comer y dado su sabor para acompañar a mi postre, un trozo de pastel. De hecho, pienso que viene mejor para acompañar al postre que a la comida.

Muy recomendable y si organizo próximamente una merienda en casa con dulces probablemente la use como acompañamiento.

Cerveza la Isleña

La cerveza la Isleña viene directamente de Ibiza y que tiene un diseño de botella que me encanta, de hecho la última que me tomé me llevé la botella para ponerla decorando en casa (y esto es algo que nunca suelo hacer)

Nos aseguran en la publicidad que nos traemos con nosotros toda la experiencia de Ibiza pero lo cierto es que la cerveza Isleña de ibicenca solo tiene el grupo empresario que hay detrás y la cebada que se cultiva en la isla. El proceso de fabricación tiene lugar en Alemania y según he leído allí le añaden otras cebadas más.

Cerveza la Isleña

El tipo de cerveza, además, es puramente alemán pues el tipo de cerveza es una de fermentación alta (tipo Ale) propia de la ciudad de Colonia (Kolsch es el tipo concreto).

Cerveza la isleña servida

 

Tal y como podéis ver la cerveza se muestra como dorada transparente y una espuma bien densa y blanca. Tal y como es la cerveza típica de la citada ciudad alemana.

La cerveza nos deja cierto olor a hierbas y en la boca este olor a hierbas se mezcla con cierto sabor cítrico de amargor muy suave. Lo cierto es que la cerveza entra muy bien fría aunque desde luego no es una cerveza que destaque por nada.

Eso si, al ser de “importación” pagamos por ella casi 2 euros cosa que no merece la pena. Mucho más rica la de Er Boquerón que probé no hace mucho.

Cerveza Er Boquerón

Lo primero que llama la atención de esta cerveza es ese “elaborada con agua de mar”, ya hace tiempo que había oído de ella pero no ha sido hasta que ayer en un encuentro casual en el centro de Madrid me encontré con Diana que he coincidido en varias catas de cerveza que nos tomamos un par de cañas y me enseñó lo que había comprado y llevaba un par de estas cervezas y me regaló una, lo que me hizo mucha ilusión aunque es fácil de encontrar en supermercados como el del corte inglés (no es gourmet, es en el supermercado normal) y cuesta alrededor de 1,20 euros.

A pesar del nombre la cerveza no es malagueña, es valenciana. Está elaborada siguiendo la Ley de Pureza Alemana de 1506 en la que sólo se emplea agua, maltas, lúpulo y levadura. Sin filtrado, gasificado añadido ni pasteurización. El agua que ellos usan, a diferencia del resto de cervezas, es agua de mar utilizada es pura, obtenida de una de las zonas más limpias y con mejor flora marina del Mediterráneo.

Cerveza Er Boquerón

Me cuesta creer que en el mediterráneo haya agua pura y limpia pero se ve que si que los hay 😛

La cerveza es de un tono anaranjado que a la vista me ha gustado mucho a pesar de ser algo turbia por no tener proceso de filtrado ni pausterizado y contar con segunda fermentación en botella. No genera prácticamente nada de espuma y se dispersa rápidamente ya que no lleva gases añadidos.

En cuanto a grados de alcohol tiene 4,8.

IMG_20150805_205711

Se puede apreciar cierto aroma a frutas verdes y cuando la probamos entra muy bien por el sabor ligeramente frutal que tiene. No se nota nada el salado del agua de mar usada para su elaboración y solo al final notaremos cierto amargor, aunque muy suave. Me ha sorprendido mucho esta cerveza porque es muy refrescante y nada más terminar con ella tienes ganas de tomarte otra. Lástima que solo tuviese una botella… Creo que a partir de ahora va a ser una fija en venirse a casa cuando vaya por algún supermercado que la tenga.

Cerveza Red Rice

Saludos lectores,

Hoy voy a hablar sobre una cerveza que tuve ocasión de probar hace unas semanas y que compré en la tienda de cervezas de importación llamada “La tienda de la Cerveza” de la que ya os hablé el otro día, se trata de la cerveza japonesa Red Rice.

Me la llevé porque me gustó el envase ya que no la conocía. Tras probarla tengo claro que debo repetir porque me encantó.

Es una cerveza japonesa con un color rosado turbio y está elaborada con arroz rojo… Yo no sabía que había arroz rojo y resulta que es hasta saludable y bueno para ayudar a adelgazar y el tránsito intestinal gracias a su gran volumen de fibra.

Tiene un ligero sabor a Sake pero como también lo tiene a fresa deja un sabor mixto en el paladar y el olfato fuerte pero para nada desagradable y que gustará incluso a las personas que no gustan de cervezas fuertes… obviamente a los que se piden solo cerveza con limón seguirá sin gustarles.

Si la probáis o la habéis probado me encantará que dejéis vuestra experiencia, y si conocéis más cervezas de este estilo, ¡¡compartirlas!!

Post Road Cerveza de Calabaza

Hace poco realicé una nueva visita a la cervecería polar, uno de los lugares que se están convirtiendo en mis favoritos, y encima a pocas paradas de metro de mi casa.

En esta ocasión probé una cerveza de calabaza y me llevé para casa una de jengibre. De las dos la que más me gustó en la de calabaza.

Esta cerveza fue toda una sorpresa porque su sabor tenía una mezcla de cierto dulzor con sabor agrio en función de cada sorbo.

Tiene solo 5 grados y en general la catalogaría como suave a pesar de ese sorbo agrio que te puede venir de vez en cuando.

Por lo visto es una cerveza que surge de la época colonial norteamericana y espero pillarme unas cuantas ya que es bastante difícil de conseguir en Madrid para tenerlas en casa porque para acompañar platos de verduras o pasta creo que pega muy bien.

Para los interesados en las calorías tiene 165.

Cervezas rusas en Oliver’s House

Oliver’s House es un pub irlandés-ruso situado al principio de calle manuel silvela en el centro de Madrid.

Si habéis leído bien está vendido como un pub irlandés pero en realidad es un pub ruso decorado con la estética de los pub irlandeses.

En este sitio podemos probar las geniales cervezas rusas que tienen un sabor dulzón pero con cuerpo. No dejéis de pedir la oferta de cervezas con ración y chupito de vodka; si vais cuando hay poca gente os dejará elegir el tipo de chupito a degustar y si le caéis en gracia lo mismo os invita incluso a un segundo chupito.

El ambiente es muy buen y los dueños (marido y mujer) te atienden genial. Tiene wifi gratuito, lo cual es bueno ya que no hay cobertura móvil.

Sé que aquí sirven la 4, la 7 y la 9. Tengo que preguntar si tienen los demás números de la marca Baltika porque me han recomendado mucho la 6.

La número 4 es una cerveza tostada (tipo porter) de color caramelo oscuro lo que puede hacer que según la iluminación del local pudiéramos pensar que es una cerveza negra.

Es una cerveza con cuerpo y cuyo sabor, con cierto toque de regaliz, no nos dejará indiferentes. Es la que recomendaría probar a cualquiera que le guste la cerveza y quiera huir de la típica rubia, eso si, esta cerveza tiene cierto sabor amargo que lo mismo no es del gusto de todo el mundo.

En 2008 ganó el concurso “European Beer Star Awards” a nivel europeo en la categoría de “cerveza roja y color ambar”.

Su graduación de alcohol es de 5,6%

 

Es una lager fuerte con una graduación de 8% así que cuidadín.

Su color es de un dorado brillante con transparencia, de olor es bastante suave y no destaca especialmente. En el sabor encontramos cierto regusto a malta dulces mezclados con un poco de amargor y la fuerza de su graduación alcohólica; en el tema de la espuma casi no tiene.

Esta cerveza solo se la recomiendo a los que les gusten las cervezas fuertes ya que si eres bebedor casual de cerveza te parecerá demasiado amarga y fuerte.

Escribiendo el artículo y recordando los sabores creo que la próxima vez volveré a repetir con la 4 a la vez que pruebo alguno de los otros números, si como digo más arriba los tienen.

También he probado la número 7 (aunque eso fue en un ruso de Málaga estas pasadas navidades). La número 7 es una cerveza rubia rica pero al fin y al cabo como cualquier otra rubia. Recomiendo las 4 y la 9.

Tengo pendiente pedir el pinchito de carne que sirven colgado de una especie de percha metálica que da una genial presentación y encima huele muy bien cuando las sirven en otras mesas.