En febrero he jugado a…

Vamos a ver que tal se ha portado febrero a nivel de jugar a cosas que es para mí lo más importante de mi tiempo de ocio y por tanto no me importa sacrificar otras cosas como dormir o pintar las miniaturas.

Leer más “En febrero he jugado a…”

En enero he jugado a…

Pues he decidido hacer recopilación de a todo lo que he jugado durante cada mes de este año, de cara a hacer más fácil la recopilación de balance del año que suelo hacer.

No descarto que a veces esta recopilación la haga en formato podcast pero por lo menos para enero y febrero será por escrito que ando con mucho lío entre semana y los fines de semana y me está costando sacar tiempo para sentarme a grabar; porque escribir es fácil hacerlo en el metro, la hora de la comida o incluso dictando mientras paseo por la calle (si bien esto último requiere cierta edición) Leer más “En enero he jugado a…”

Mis 25 años de Warhammer 40.000

Durante este 2012 se cumplen los 25 años desde el lanzamiento de warhammer 40.000 por primera vez.

Para quien no lo conozca es un wargames ambientado en el cuadragésimo primer milenio de nuestro universo aunque cargado de muchísima ciencia ficción y pequeños toques de fantasía. Estos toques de fantasía vienen dados por los poderes psíquicos que se tratan como si fuera magia o por los demonios que acechan a la humanidad.

Yo empecé a jugar a este juego con tercera edición cuando tenía unos 15/16 años si no recuerdo mal. Estamos hablando de que llevo casi 14/15 años desde que empecé a jugar, sin embargo, debo reconocer que no ha sido todo alegrías en este juego y de esos años solo habré jugado habitualmente unos 8 o 9

Comencé coleccionando lobos espaciales que amplié rápidamente gracias a unos descuentos que dieron en una white dwarf y que me sirvieron para conseguir también un paladín del emperador de edición exclusiva que aún conservo; lo mismo algún día me da por hacerme Templarios Negros el otro único capítulo leal de marines que me gusta junto a mis añorados lobos.

Solía jugar habitualmente contra eldars oscuros, necrones y eldars de Biel Tan (que usaba el códex mundos astronave de aquella época). Sin lugar a duda los eldars eran los que más problemas me daban con sus guerreros especialistas.

Con el tiempo, nuestro interés por el juego fue decayendo quedándome yo solo prácticamente para jugar y aunque seguía pintando alguna cosilla y jugando de vez en cuando. Entonces salió sexta edición de Warhammer fantasy y yo iba alternando ambos sistemas hasta que al final en mi grupo de juegos nos quedamos únicamente con fantasy.

Esto de quedarnos solo con fantasy hizo que acabara vendiendo mis lobos para comprar miniaturas de orcos y goblins y guerreros del caos de fantasy (de estos solo algunas miniaturas que me gustaban y conservo como Archaón el señor del fin de los tiempos).

Luego por falta de tiempo y por la gran calidad de sus miniaturas nos pasamos a confrontation y jugamos muchísimas partidas y me hinché de pintar porque al ser menos miniaturas te podías permitir lucirte con cada una de ellas. Coleccioné por completo a los Grifos de Akkylania y a los Ofidios pero todo llega a su fin y me vine a Madrid a hacer un máster de programación y posteriormente ya me he quedado aquí trabajando, seguí echando algunas partidas en tiendas de Madrid y Tres Cantos a confrontation pero al final también dejé ese juego cuando Rackham se pasó al plástico pre-manchado.

Con el tiempo y dada las circunstancias que atravesaba acabé vendiendo mis dos ejércitos de confrontation con todo el dolor de mi corazón. Ese dinerillo me sirvió para volver a warhammer 40.000 poco a poco ya al final de cuarta y definitivamente con quinta edición.

En mi regreso traicioné al Emperador y sirvo a los oscuros dioses del caos, pues supongo que su malvada influencia cayó sobre mi cuando estuve usándolos en fantasy. Llevo marines espaciales del caos y ahora intento no comprar más miniaturas (aunque me hace falta para consolidar lo que suelo llevar a la batalla) pero quiero antes terminar de pintar todo lo que tengo acumulado, y así de paso sale sexta, el nuevo libro del caos y renuevan algunas miniaturas que me dan auténtico asco pero que quiero para mi ejército, como los arrasadores que no tengo otro remedio que jugarlos con proxies.

Por cierto, en este número de la WD viene un artículo bastante extenso sobre la historia de warhammer 40.000 aunque no creo que merezca la pena la compra de la revista pues no regalan nada (aún recuerdo cuando me regalaron un Aenur en los tiempos de Mordheim o dados en los tiempos de la salida de la sexta de fantasy).

Y han sacado una miniatura en finecast para celebrar el 25 aniversario en honor a la portada del Rogue Trader. Tiene buena pinta y no está del todo mal de precio pero yo no me arriesgo a comprarla siendo del infame finecast… Aqui la podéis encontrar.

Que creo que le espera a warhammer 40.000 pues no sabría bien que decir, tras ver ese borrador alfa del reglamento de sexta (que sigo sin estar convencido de que sea real) creo que deben cambiar muchas cosas porque me parece que algunas reglas son auténticas estupideces que no tienen cabida en este juego. Espero que sexta mejore el equilibrio del juego y de nuevo se vuelva más táctico no como ahora que en cualquier torneo o batalla no de amigos en las tiendas lo único que se ven son vehículos avanzando en línea recta o haciendo de cobertura para las escuadras de apenas 5 soldados.

Menos mal que mi amigo Sagraldar y yo jugamos con variedad de listas donde puede haber infiltradores, exploradores, infantería, vehículos, naves (bueno él que yo no tengo naves con el caos :P) en cualquier combinación. Puede ser que con nuestros ejércitos no podamos ir a torneos pero cada batalla nos da para escribir dos o tres relatos sin problemas de lo épicas que suelen ser.

Y eso es todo, espero que pronto se nos unan uno o dos jugadores más a nuestras partidas (tuvimos a uno con Taus pero desertó de vuelta a Málaga) y que podamos montar campañas más chulas aún que la que estamos terminando Sagraldar y yo en Vedasto (que es el sistema inventado donde ambientamos nuestras partidas)

Gracias por leer este tocho.

Rumores del caos (warhammer 40.000)

Aún muy verdes y poco precisos debido a que aún falta bastante para que aparezca pero pienso que teniendo en cuenta que con lo de los caballeros grises y necrones acertaron voy a ponerme un poco los dientes largos y traducir para vosotros algunos de los que circulan por la red:

Tres libros del caosLegiones del caos, Renegados y demonios del caos. 
El de demonios del caos seguiría siendo el actual,
El siguiente en aparecer sería el de las legiones del caos y posteriormente uno de renegados que incluye a guardias imperiales y marines rengados y a mutantes (al estilo de perdidos y condenados de tercera y que es el que más ganas tendría yo de tener).
Para mi la mejor noticia y el rumor que si espero que se cumpla 😀
Este libro se iría a Julio-Octubre de 2012 (espero que no y que salga entre abril-junio como se decía en los primeros rumores)

– Otro rumor indica que en realidad serían tres libros de legiones pero a mi esto no me suena creíble ni viable ya que dudo que saquen una gama de cada legión más allá de la que hay ahora y matrices de conversión.

Trasfondo
– Hablarán sobre dioses menores del caos

RUMORES DEL CODEX LEGIONES

– Todas las legiones tendrán sus propias reglas y unidades únicas (obvio si sale un libro de legiones, ¿no?)

Los amos de la noche tendrían atacar y huír y contrataque Los portadores de la palabra podrían repetir las tiradas de invocar demonios

Guardianes de la muerte no hay dolor y enfermedades¿?

Mil hijos continuarían con sus bolter mágicos de FP3 y tendrían más poderes psíquicos (normal siendo los mejores psíquicos junto a los eldars, digo yo)

Guerreros de hierro. Tendrían martillos de trueno y escudos de tormenta en sus exterminadores, mejor armamento pesado y tanques

Hijos del emperador. Mejores motoristas, más armamento sónico

Legión alfa. Muchas habilidades de infiltración, controlar de forma temporal escuadras o vehículos enemigos

Legión negra. Acceso a unidades de todos los demás aunque sin reglas especiales de legión –

 Las unidades marcadas de los dioses tendrán algunas desventajas a parte de las ventajas

Las unidades de Nurgle serán lentas¿?
Las unidades de Khorne que no luche en un turno tendrán que tirar en una tabla de problemas
Las de Tzeentch necesitarán un hechicero (como ahora)
Las de Slaanesh no se sabe

Cuartel general
Señores de hierro (tecnomarines de los guerreros de hierro)

Se rumorea que podrían volver el personaje motorista de Slaanesh y Cypher

Un personaje dreadnought de Slaanesh

Arhiman será más poderoso gracias entre otras cosas a los nuevos poderes del caos

Elite
Los dreadnought ya no se volverán locos y podrán llevar marcas

Los Poseídos serán equipados con poderes pagando en puntos

Una unidad de gladiadores de los devoradores de mundos

Los hijos del emperador también tendrán una unidad aquí

Línea

Habrá varios tipos de demonios elegibles por las legiones (no se sabe si ocupando hueco o no ni si serán los básicos de demonios del caos u otros menores)
Otro rumor indica que podrían reclutarse demonios del códex de demonios (esta regla me molaría más :P)

Seguirían las típicas unidades que hay ahora (devoradores, mil hijos, portadores de plaga, marines ruidosos y marines del caos)

Ataque rápido
Berserkers de Khorne con retros

Motocicletas (el motorista fantasma se reclutaría en una de estas unidades como mejora del paladín o en vez de él)

Campeón de khorne en juggernaut¿?

– Apoyo pesado
Los arrasadores podrían ir en unidades de 4

Profanadores en unidades de 1-3

Nuevo (o nuevos) modelos de Land Raider

Poner marcas del caos a los vehículos


Y eso es todo por el momento. Iré actualizando esta entrada conforme salgan nuevos rumores o se descarten otros

Primer artículo en la revista online cargad

Para los que no lo conozcáis Cargad es una revista online sobre wargames, aunque centrados principalmente en Warhammer fantasy y Warhammer 40.000 incluyen bastantes artículos en sus números sobre otros wargames y juegos de escaramuzas.

También tienen un blog donde se publican artículos de diferente temática friki (aunque el núcleo central igualmente son los wargames).

Recientemente he empezado a colaborar con ellos y ya tengo mi primer artículo allí publicado.

La web de cargad está aquí y mi artículo lo podéis encontrar siguiente este enlace (va sobre el nuevo códex de las hermanas de batalla)

Los números de la revista los podéis encontrar aquí (o yendo desde el lateral de la página de cargad)

Magnus el rojo

Extraído de la wikipedia de warhammer 40.000 en español

Mundo natal: Próspero, un planeta apartado e inhóspito, refugio de una comunidad de psíquicos desterrados.

Infancia: Magnus aterrizó en el centro de la Ciudad de la Luz, única ciudad de Próspero. La comunidad de psíquicos pronto vieron sus grandes aptitudes para la hechicería y lo adoptaron e instruyeron. Pronto llegó a superar a cualquiera de los demás psíquicos de su comunidad.

Contacto con el Emperador: El Emperador llegó a Próspero y al encontrarse frente al primarca, ambos se abrazaron como si fueran viejos amigos largo tiempo separados. Muchos creen que se habían conocido mucho tiempo antes, cuando sus mentes se encontraron en el Immaterium.

Carácter: Magnus siempre fue curioso y estudioso, ávido de conocimientos. Nunca creyó que un conocimiento fuera malo de por sí, cosa que lo llevó a la perdición, pues hurgó en conocimientos que jamás tubo que tocar. Daba mucha más importancia al intelecto que a la fuerza bruta. Eso se demuestra en que, a pesar de ser un coloso entre sus hermanos primarcas, siempre se dedicó al estudio y despreció el alardeo de la fuerza física.

Relación con los demás primarcas: Magnus se llevó bien con todos los primarcas, a pesar de las diferencias de pareceres con la mayoría de ellos. Con el único primarca con el que tubo roces fue con Mortarion, ya que el sombrío primarca de la Guardia de la Muerte nunca confió en los poderes místicos que usaba el primarca.

Influencia en su legión: Los Mil Hijos, a diferencia de otras legiones, eran una legión de eruditos. Las creencias de su primarca acerca de la búsqueda de conocimiento estaban profundamente arraigadas en los marines de los Mil Hijos. Hasta el más simple marine era poseedor de una cantidad de conocimiento equipareble al de los epistolarios de otras legiones. Sin embrago, actualmente la configuración de la legión es distinta. La Rúbrica de Ahriman acabó con las mentes de gran parte de los Mil Hijos. No obstante, aquellos dotados con poderes psíquicos y que sobrevivieron a la Rúbrica siguen buscando el máximo conocimiento. El ejemplo más conocido es el propio Ahriman, embarcado en la búsqueda de la Biblioteca Negra.

Magnus es un coloso física y psíquicamente, el primarca con mayor poder psíquico (por encima incluso del propio Horus). Un gigante que quizás sea de los más poderosos de entre todos sus hermanos. Desgraciadamente, su acto de lealtad al Emperador fue malinterpretado y eso terminó de distanciarlos puesto que su padre era contrario a su búsqueda de conocimiento, siendo rechazado por algunos de sus hermanos antes de la Herejía. Sin embargo, sólo un ser tan poderoso y a la vez tan intelectual podría haberse entregado tanto a los increíbles poderes de la disformidad.

En su planeta, Próspero, tuvo la increíble suerte de estar en su más adecuado hogar, ya que los psíquicos de este mundo no lo rechazarían ni lo marginarían como se habría hecho en otro mundo. Cayó en la plaza central del mundo como un meteoro rojizo con una gran cola.

Finalmente superó a todos los psíquicos de Próspero en poder, sobretodo cuando, en vez de canalizar las energías del inmaterium, miró en el corazón de la disfomridad con su ojo ciclópeo para descubrir sus secretos.

La Gran Cruzada

Magnus recibió al Emperador cuando éste vino a Próspero tras encontrar a su hijo perdido gracias a su potente presencia en la disformidad.

Magnus dejó en herencia a los Marines de sus Mil Hijos una mutación psíquica, por lo que Magnus los instruyó para manejar y no dejar sin control tales poderes. Algunos temían el peligro de estas mutaciones y no dudaron en protestar; sin embargo, Magnus los hizo callar. Durante la Gran Cruzada cosechó grandes éxitos, aunque destacó por lo impetuoso de su carácter. Dado su contacto con xenos durante sus conquistas, Magnus apreció el psiquismo de otras razas y así comenzó a reunir cualquier conocimiento o información relacionada con la disformidad en el vasto Libro de Magnus. Es probable que estos intereses se basen en una influencia del Caos en su ser tras ser arrebatado al Emperador.

Sin embargo, se ganó la desconfianza, entre otros, de los primarcas Mortarion y Leman Russ, que desconfiaban de su hechicería. Para solucionar la polémica, el Emperador los reunió en Nikea, formando el Cocilio que lleva su nombre. La hechicería fue ilegalizada, pero se apreció y permitió a los psíquicos pues eran de utilidad para el Imperio. A regañadientes, Magnus aceptó la resolución del Concilio.

La Herejía de Horus

Magnus vio desde su torre en la disformidad cómo horus rendía culto a los Dioses del Caos en Davin y lo que estaba tramándose. Avisó al Emperador, pero para ello, dadas las fuertes protecciones psíquicas del Palacio Imperial, Magnus utilizó potente hechicería con la que destrozó las mismas. Advirtió al Señor de la Humanidad de la traición de Horus, pero su padre no lo creyó y, viendo que había usado la prohibida hechicería y había acusado a su más amado hijo, lo acusó de traidor; para acentuar esto, el violento Leman Russ instó al Emperador para castigar a Magnus, así que se le permitió partir con sus Lobos Espaciales a devastar Próspero y traer encadenado a Magnus. Pero parece ser que fue el mismo Horus quien (sin haber sido aún descubierta su herejía), ordenó como Señor de la Guerra a Russ el destruir Próspero.

Russ y Magnus lucharon en Próspero, pero cuando Leman estuvo a punto de acabar con su hermano, Magnus desapareció en la disformidad, donde Tzeentch le ofreció conservar todo su conocimiento. Sin restricciones psíquicas, Magnus aceptó.

Combatió con Horus en Isstvan V. Pero algunos de sus marines se horrorizaron ante las mutaciones de Tzeentch y formaron por separado una nueva comunidad. Magnus acompañó a Horus a Terra donde participó ya como un Príncipe Demonio de Tzeentch.

Tras la Herejía

Magnus marchó al Planeta de los hechiceros, en el Ojo del Terror. Tras la Rúbrica de Ahrimán, Magnus estuvo a punto de acabar con el bibliotecario, pero Tzeentch le instó a no dañar a “uno de sus peones”. Furioso por las consecuencias catastróficas de la Rúbrica, Magnus se halla en su Torre del Cíclope, palneando destruir la galaxia y el Imperio. Es el segundo priamrca más activo en el plano físico después de Angron.

Mil Hijos

Extraído de la wikipedia de warhammer 40.000 en español

El nombre Mil Hijos tiene su origen en la serie inicial de impresiones de estructura genética efectuada a partir del tejido de su Primarca,Magnus el Rojo. Magnus era un Primarca de cabellos rojizos y extremadamente corpulento, que tenía un solo ojo en medio de la frente. Debido a este, a veces se le denominaba ; Magnus el cíclope o el Cíclope Rojo. En realidad su alma había sido contaminada por el Caos: Tzeentch le inspiró una fascinación por las fuerzas ocultas del espacio Disforme y los secretos que se escondían en él. A partir del modelo de su estructura genética fueron creados mil Marines Espaciales: Los Mil Hijos de Magnus. Posteriormente fue creada una Legión compuesta por miles de guerreros Marines Espaciales para participar en la Gran Cruzada, pero la Legión siempre mantuvo el título de los Mil Hijos.

El camino a la condenación de la Legión de Marines Espaciales de los Mil hijos fue más largo que el de la mayoría. Incluso antes de la Herejía, Magnus ya encauzó a sus descendientes hacia el estudio de conocimientos arcanos y la práctica de la hechicería, a pesar de las advertencias del Emperador de que permanecieran al margen de tales artes. Sin embargo, se mantuvieron leales tanto al Emperador como a la humanidad, a pesar de su creciente interés por la magia.

Cuando Horus lanzó sus fuerzas contra el Imperio, los Mil Hijos trataron al principio de utilizar sus poderes secretos para avisar al Emperador. Desconfiando de cualquier asunto relacionado con el Caos, el Emperador declaró herejes a los Mil Hijos: envió a Leman Russ y a sus Lobos Espaciales para que destruyera el planeta natal de los Mil Hijos, Prospero. Estos se vieron obligados a declarar la guerra contra su Emperador, y tuvieron que luchar a favor del Caos para poder sobrevivir y proteger la sabiduría que habían atesorado. Los Mil Hijos buscaron la protección del Dios del Caos Tzeentch, El que Transforma las Cosas, el más poderoso hechicero entre los dioses del Caos. Tzeentch les protegió bien y los Hil Hijos escaparon después de la Herejía hacia el Ojo del Terror, donde encontraron el mundo demoníaco que les había sido prometido. Este planeta pasó a ser denominado el Planeta de los hechiceros, donde los Mil Hijos se establecieron bajo el gobierno de Magnus el Rojo.

El antiguo Primarca de los Mil Hijos fue elevado a la condición de Príncipe Demonio de Tzeentch, y estableció su base en una fortaleza volcánica denominada la Torre de Cíclope. Al igual que su señor, la Torre más alta de esa fortaleza está coronada por un único ojo viviente que observa los alrededores, vigilando a los súbditos de su señor; es el eterno guardián y perro de vigilancia del Rey Hechicero. Bajo la supervisión del Cíclope, los Mil Hijos continúan su estudio de la magia, y muchos se convierten en poderosos hechiceros de Tzeentch.

Sin embargo, a medida que transcurría el tiempo, numerosos miembros de los Mil Hijos fueron víctimas de las mutaciones y las locuras debidas a la deformante influencia del Señor de la Transformación. Los Hechiceros empezaron a estar cada vez más preocupados por la degeneración de sus hermanos de batalla, hasta que una cábala al mando de Ahrimán, el más poderoso de ellos, se arriesgó a desencadenar la ira de su Primarca Demoniaco y lanzó el drástico hechizo de la Rúbrica de Ahrimaán, purgando así a los Mil Hijos. Esto provocó un gran cisma en el seno de la Legión, ya que la cábala fue disuelta y dispersada por el furioso Primarca, uniéndose posteriormente para luchar junto a diferentes Legiones Traidoras a lo largo y ancho del Ojo del Terror.

Etimología y OrigenesEditar sección Etimología y Origenes

Magnus el Rojoprimarcapsíquicopríncipe demonio, rasgos que encajan en alguien cuyo nombre en latín significa Grande. La pregunta es, ¿por qué “el rojo”? Podría ser una referencia a la expresión red headed step child (intraducible), alguien que es muy diferente de los otros niños y está sometido a abusos y burlas. Aleister Crowley, y su pertenencia a la Orden Hermética del Amanecer Dorado, puede haber influido en este trasfondo. En resumen, Crowley deseaba iniciar un Renacimiento de una nueva era mágica.

La Tempestad, de Shakespeare, nos da el nombre del mundo natal, Prospero. Un mago que busca el conocimiento y quiere perfeccionar sus artes. Prospero está ciego al peligro de sus acciones. Es la búsqueda de conocimiento la que le mete en problemas (la culminación de los cuales es ponerse psíquicamente en contacto con el Emperador). Se olvidó de sus deberes cotidianos como duque y dio a su hermano la oportunidad de alzarse contra él (Leman Russ).

El Emperador Constantino convocó el Concilio de Niza para enfrentarse a un gran cisma que afectaba a la iglesia Cristiana primitiva. Esto tiene su reflejo en el Concilio de Nikaea, donde el Emperador trató el problema de las habilidades psíquicas y cuestiones sobre la divinidad.

Ahriman, el personaje especial, se encuentra en la fe Zoroástrica. En ella, Ahriman es un ser del mal, equivalente de Satán.

El aspecto de los Mil Hijos deriva del antiguo Egipto. Una versión estilizada de las ropas que llevaban los faraones.