Rutina – Reto de escritura 3 #52RetosLiterup

La mujer caminaba por un enorme prado verde que parecía extenderse hasta el infinito en todas direcciones destacando únicamente una estructura lejana en la única elevación que se veía a varios kilómetros de distancia.

Un nuevo día, un nuevo desafío pero siempre el mismo objetivo llegar a la casa que apenas podía distinguir.

Comenzó a correr en dirección a la casa tratando de entrever que amenaza le esperaba… por lo que no le pilló de sorpresa que el suelo comenzara a temblar y separarse dejando grietas sin fondo entre los trozos de tierra firme.

No importaba, aunque algo intentaba siempre entorpecerle en llegar a su destino, ella era más poderosa aquí.

Siguió corriendo y saltando distancias de varios metros con holgura. Ya debía haber recorrido un tercio del camino cuando de las grietas comenzaron a salir criaturas aladas de pesadilla.

Apenas podía distinguir su verdadera forma más allá de las alas de murciélago pues su cuerpo estaba formado como por sombras pero le daba igual, no se pararía por nada.

Concentró un instante su energía interior y una espada de pura energía blanquecina apareció en su mano.

Saltaba y giraba en el aire como si la gravedad no fuera más que una leve fuerza para ella y con cada movimiento de su hoja una sombra desaparecía.

Continuó corriendo, saltando y matando. Mientras lo hacía reía sintiéndose viva. Tras unos minutos de esquivar zanjas y eliminar enemigos estaba en la base de la colina.

El edificio sobre ella era de construcción claramente japonesa, un dojo clásico de entrenamiento. Siempre que viajaba a aquí el paisaje era distinto pero el dojo era inmutable y se debía a la persona que le esperaba arriba y cuya silueta podía apreciar en la puerta.

Al igual que todas las otras veces la zona alrededor del dojo parecía ajena a los enemigos y efectos adversos del entorno. Era su lugar seguro aquí.

Hizo desaparecer su hoja luminosa y comenzó a subir despacio la suave pendiente hacia el dojo mientras notaba como se había extralimitado consumiendo ki… y eso le iba a pasar factura.

—Bienvenida Tasha-san.

Ambas hicieron una reverencia siendo la de Tasha mucho más pronuncida.

—Gracias Sensei-sama —se enderezó y sonrió —Hoy ha sido más sencillo que otras veces.

—Cierto que te han puesto menos obstáculos —dijo su maestra mientras se giraba y entraba al dojo —pero también es cierto que has consumido mucha más energía de la que deberías.

—Lo sé, pero es que hoy tengo poco tiempo y quería llegar pronto —su voz demostraba cierta ansiedad e inhaló aire para luego expulsarlo con despacio —necesito cada uno de estas pocas horas que tenemos para estar juntas, Saori-chan.

—¡Respeto Tasha-san! —gritó Saori —Primero soy tu maestra, no pasaremos de ahí antes de tu entrenamiento diario.

Tasha hizo una profunda reverencia.

—Lo siento Saori-sama, estos últimos días de dormir poco y no poder pasar tiempo juntas me tienen algo estresada.

—No creas que a mi no me pasa —Saori adoptó una postura de combate —Ven, cuanto antes comencemos con el deber antes podremos pasar al placer.

Entrenaron varios horas, prepararon la ceremonia del te y cuando sus manos por fin se tocaron mientras se pasaban la taza de te un fuerte pitido comenzó a sonar con fuerza desde todas direcciones.

—Llegó el momento —dijo Tasha mientras pasaba de cualquier protocolo y dio un beso a los labios de Saori que aceptó con anhelo.

Saori iba a decir algo pero Tasha no tuvo tiempo de oírla porque se despertó en su cama y apagó de forma refleja la alarma del reloj que de nuevo le separaba de su amor y le hacía volver al mundo real donde debía levantarse e irse a trabajar.

Este es el tercer reto de escritura de 2021 del portal de Literup: ¡Sueña! Inventa una historia corta de fantasía onírica. No hay límite para apuntarse así que si os interesa no dejéis de hacerlo.

La verdad es que de los tres que llevo hasta ahora es con el que estoy menos contento pero tenía que publicar algo y no se me ocurría nada mejor (demasiado que he esperado saltándome mi regla interna de publicar en el domingo de esa semana… vamos a ver si para el cuarto relato que debe salir el próximo domingo llego bien)

Este texto es parte de una idea que hace tiempo me lleva rumiando en la cabeza y que nunca me animaba a escribir… a ver si puedo adelantar trabajo de los retos y los cursos que tengo empezados y puedo ponerme a desarrollarla en orden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .