En el patio del instituto

Diego se encontraba en su momento favorito del instituto: el recreo.

Estaba con el Perla y Toni fumándose un canuto en la esquina que no se veía desde la zona del patio donde los profesores se ponían a la sombra.

Estaban con sus típicas bromas cuando vio de nuevo a la Juana hablando con el niñato de último curso. No pudo evitar dejar caer el porro al suelo y salir corriendo.

Por el rabillo del ojo pudo ver al Perla, que normalmente era muy lento, lo cogía al vuelo mientras él iba directa a una nueva pelea por su chavala.